Expertos extranjeros reflexionan sobre formación del ciudadano y desafíos para el sistema escolar

portada ciuda

Los investigadores Jo-Ann Amadeo, Erik Amnå y David Kerr fueron los expositores principales del seminario "Aprendizaje de la ciudadanía: desafíos para el sistema escolar". Concordaron que la formación ciudadana de los jóvenes no se limita sólo a conocimiento curricular sino que incluye también fomento práctico de ciertas actitudes, como la tolerancia, el respeto a la diversidad, y la discusión de noticias de actualidad. "Es cierto que los jóvenes no están participando formalmente en política –admitieron-, pero sucede que el repertorio de participación ha ido cambiando. Esto permitirá a las democracias sobrevivir".

Evidencia internacional sobre la baja participación de los jóvenes en política y un alejamiento generacional cada vez más marcado de los partidos y las elecciones formales, pero también hallazgos sobre nuevos tipos de involucramiento de las nuevas generaciones en cuestiones públicas, sobre todo a través de los nuevos formatos tecnológicos, entregaron los tres profesores invitados que participaron en el seminario "Aprendizaje de la ciudadanía: desafíos para el sistema escolar", que fue organizado por la Facultad de Educación de la UC, el Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación CEPPE y el Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social COES.

Ver presentaciones de los profesores invitados

El evento se realizó el viernes 27 de marzo y contó como key speakers con los profesores e investigadores Erik Amnå, de la Escuela de Humanidades, Educación y Ciencias Sociales en la Universidad de Orebro, Suecia; Jo-Ann Amadeo, de la escuela de Psicología en la Universidad de Marymount; y David Kerr, de la Graduate School of Education de la Universidad de Bristol, reconocidos expertos en la investigación internacional sobre educación, democracia y participación juvenil.

ciuda 1

En el mismo seminario, se realizó la presentación del libro "Aprendizaje de la Ciudadanía: Contextos, experiencias y resultados" editado por los profesores de la UC Cristián Cox y Juan Carlos Castillo, y que forma parte de la colección Estudios en Educación impulsado por el CEPPE y Ediciones UC.

La actividad fue encabezada por el rector de la UC, Ignacio Sánchez, junto a la decana de la Facultad de Educación, Lorena Medina; y los decanos Eduardo Valenzuela, de la Facultad de Ciencias Sociales, y Patricio Bernedo, de la Facultad de Historia, Geografía y Ciencia Política.

 

Rector Sánchez: aportar al desarrollo democrático

Invitado a inaugurar el evento, la máxima autoridad de la UC destacó que "en el plano de la formación como de la producción de conocimiento acerca de la educación cívica, en el pasado no han trabajado en forma conjunta educadores, historiadores y cientistas sociales".

-Señalo esto para explicitar la muy especial valoración que nuestra Universidad asigna a un proyecto y unas redes de cooperación nacional e internacionales como el que en esta mañana nos convocan, articulados por investigadores de tres de nuestras facultades – Educación, Ciencias Sociales, e Historia, Geografía y Ciencia Política- , con el interés explícito de aportar al desarrollo democrático del país a través de la producción de conocimiento relevante para la educación ciudadana -destacó.

ciuda2

-La ciudadanía compleja del presente, requiere nuevas capacidades y disposiciones en las personas, y esto remite directamente a la educación y los procesos de crecimiento de que es responsable crucial -relevó la autoridad-. La lección práctica principal para nuestro quehacer como Universidad es que los requerimientos de la ciudadanía requieren respuestas en educación que suponen la colaboración decidida y sistemática de otras disciplinas; de otras facultades", relevó Sánchez.

"Para la Universidad Católica, el trabajo interdisciplinario de sus investigadores para responder a problemas urgentes de la sociedad, es parte esencial de su misión pública", finalizó.

Por su parte Cristián Cox, uno de los editores del libro junto a Juan Carlos Castillo, relevó que el seminario se organizó de manera internacional, interdisciplinaria e interinstitucional, y agradeció al grupo de autores su contribución "a Chile y su democracia".-En 2004, el Senado de Chile decidió investigar el tema en nuestro país, debido a la tasa decreciente de participación juvenil en las elecciones. Diez años después, presenciamos un hito homólogo, en el que un conjunto de investigadores concluye sus estudios sobre si se reproduce o no la desigualdad política en nuestro país.

ciuda 3

Expositores: educación cívica no es sólo conocimiento

La primera expositora del seminario fue Jo-Ann Amadeo, PhD en Psicología de la Universidad de Maryland y profesora asistente de la escuela de Psicología en la Universidad de Marymount.

Amadeo participó como investigadora senior en la Coordinación del Estudio de Educación Cívica 1999 (CIVED), de la International Association for the Evaluation of Educational Achievement (IEA), y sus principales intereses de investigación son desarrollo adolescente, influencia y uso de medios, y actitudes y comportamiento asociados a lo cívico.

Durante su exposición, la investigadora estadounidense recordó que en términos generales, los alumnos de estratos más altos tienen mayores niveles de conocimiento ciudadano, y que a nivel internacional, países como Chile y Colombia agrupan estudiantes a quienes les cuesta más identificar amenazas o riesgos para la democracia.

ciuda 4

- Existe una discrepancia, una brecha, entre estudiantes de países como Chile, quienes no ven con tanta nitidez que situaciones como el nepotismo, las restricciones a la prensa, o las violaciones a los derechos humanos sean situaciones que dañan la democracia –señaló.Desde la disciplina de la Psicología, Amadeo subrayó que la educación cívica se construye no sólo a través del conocimiento, sino también mediante el fomento de ciertas actitudes, como la tolerancia, el respeto a la diversidad, o incluso a través de políticas de convivencia escolar, destacó.

David Kerr, por su parte, Senior Teaching Fellow en la Graduate School of Education de la Universidad de Bristol y director consultivo de Educación de la Citizenship-Foundation, recordó por qué las sociedades contemporáneas necesitan educación en ciudadanía democrática, o como también se le llama, educación en diálogo intercultural.

-Las sociedades están cambiando cada vez más rápido, y estamos entrando a una era de incertidumbre creciente, donde tenemos que darles a los jóvenes confianza ante estos desafíos globales. Que estén informados y puedan reaccionar ante temas como el calentamiento planetario, la migración de grandes grupos de personas entre los países, cómo combatir el integracionismo religioso o cómo desenvolverse en el capitalismo global. Hay que darles voz a los estudiantes para que aprendan, entre otras cosas, a controlar a los políticos e implementar cambios.

ciuda 5

Kerr sostuvo que "el cambio global requerirá de una respuesta global. Y es importante que los jóvenes sean capaces de asumir estos desafíos".

Sobre su experiencia con estudios longitudinales, Kerr recordó que el aprendizaje de la ciudadanía requiere "conocimiento y profesores capacitados, y que el contexto escolar brinde las oportunidades de poner en práctica estas nuevas habilidades".

-Para eso, nos ayudan mucho las nuevas tecnologías, que pueden poner en contacto redes de colegios, para formar a jóvenes que se involucren y discutan temas de interés público. No sólo se trata de entregar conocimiento en educación ciudadana, sino también de formar a los jóvenes con actitudes y desde el afecto –recomendó.

ciuda 6

-Siempre bromean conmigo y mis colegas me dicen El Ciudadano Kerr. Soy un convencido de que la ciudadanía tiene que ver con la participación, y con cómo funciona la sociedad. Con aprender a distinguir las brechas que existen entre la declaración y la implementación de las políticas. Tiene que ver con derechos humanos, con derechos de grupos étnicos, con el respeto por el género. Tiene que ver con preguntarnos qué tipo de educación, y qué tipo de sociedad queremos construir entre todos -sentenció.

Por último el investigador Erik Amnå, PhD en Ciencias Políticas de la Universidad de Uppsala y profesor en la Escuela de Humanidades, Educación y Ciencias Sociales en la Universidad de Orebro, Suecia, donde coordina un centro de investigación orientado a realizar estudios acerca del compromiso cívico (CIVICS - The Center forStudies in CivicEngagement), expuso sobre ciudadanía activa, educación y participación política.

Erik Amnå señaló que la ciudadanía tiene que ver con ser escuchado y aprender a sacar la voz, en una época en la que la mayoría de los jóvenes demuestra sentimientos de desconfianza y descontento con la clase política.

ciuda 7

-Los jóvenes participan poco en política. Algunos pesimistas piensan que la democracia está amenazada, y que es posible caer en nuevos tipos de tiranía frente a un electorado dormido. Otros, más optimistas, creen que si bien es cierto los jóvenes no participan formalmente, sí lo hacen a través de nuevos formatos, como los que provee la tecnología, mediante la cual muchos jóvenes apoyan causas comunes -señaló-. El repertorio de participación ha ido cambiando.

El investigador sueco recordó que "aunque estos nuevos tipos de participación no compensan el porcentaje de jóvenes en política, sí permiten a las democracias sobrevivir. Allí existen por ejemplo, los activistas de la net".

Más adelante, Erik Amnå afirmó que "el Internet afecta las normas ciudadanas", y que "existe un efecto directo en el joven si en su familia se discuten temas públicos con los padres".

-Las noticias y la información resultan centrales en la socialización política. Pero hay que tener presente que o todas las redes sociales tienen un impacto real en la agenda política -indicó.

El investigador sueco finalizó recordando que "a nivel personal, las razones por las que un joven participa es porque siente una menor satisfacción con la democracia".

-La ironía de una democracia que funciona bien, es que sus ciudadanos participan menos, tienen menos incentivo para hacerlo. Es decir, deciden quedarse stand by – caracterizó.

ciuda 8