La Segunda entrevista a director CEPPE sobre educación superior

portada 1

Andrés Bernasconi, director Ceppe y especialista en educación superior, fue entrevistado para la edición del 9 de abril del diario La Segunda. Desafíos del sistema educacional y reformas, fueron algunos de los temas centrales de la entrevista.

Es especialista en educación superior y experto en el estudio de la universidad como organización. Y como tal, el académico de la Facultad de Educación de la UC, Andrés Bernasconi, advierte que "los principales problemas que tenemos que resolver en educación superior no son directamente concordantes con la agenda de reforma".

Dice que dicha agenda no parte de un diagnóstico sobre el sistema, sino que busca instalar grandes principios de cómo organizar ese sistema: "Se recoge el sentir de las protestas estudiantiles en temas como lucro, gratuidad y fin del mercado para dar paso al derecho social en educación".

En definitiva, dice, "se busca redefinir el rol del Estado, del mercado y de las instituciones. Pero ese cambio de paradigma no está necesariamente vinculado con resolver los principales problemas que yo veo en la educación superior".

-¿Por ejemplo?

-La gran heterogeneidad de la calidad de la formación que reciben los estudiantes, donde hay muchos egresados que no han aprendido lo que se supone son los dominios básicos de sus profesiones. Se ve con la prueba Inicia en Pedagogía, pero si se aplicara en otras profesionales, pasaría algo bastante parecido.

"Cambios estructurales"

Bernasconi acaba de editar un libro sobre las transformaciones y desafíos de la educación superior en Chile, que reúne un conjunto de trabajos de destacados especialistas en la materia.

Explica que "hoy el foco está puesto en hacer cambios estructurales".

-¿Es un error?

-El diagnóstico del gobierno es que si cambias esta forma de relación macro entre estado, mercado y educación, será más factible hacer cambios en la dimensión micro, donde se aborda la calidad. Quizás no han sido así de explícitos en educación superior, pero es lo que han planteado como estrategia en educación escolar con el fin al lucro, por ejemplo, donde buscan sustraer el mercado de la Educación.

El problema, advierte el investigador, "es que las instituciones de educación superior tienen mucho más peso político, histórico y social que los colegios. Pensar que el sistema de educación superior se puede ordenar de arriba hacia abajo desde el Estado, me parece un error".-La reforma a la educación superior es ambiciosa: gratuidad, financiamiento a las instituciones, acreditación, superintendencia... y ya estamos en el segundo año de gobierno.

-El gobierno no tiene un espacio legislativo demasiado amplio, y mucha de la discusión de este año, si es que podemos salir de este embrollo político en el que estamos por el financiamiento a la política, va a estar ocupado en las reformas de carrera docente y desmunicipalización.

-¿Entonces?

-De manera optimista podría ingresar al Congreso alguna propuesta a fines de año.

"Un contrasentido importante"

-¿Qué evaluación hace del gobierno en educación superior?

-El gobierno logró aprobar una ley importante: la de administrador provisional y de cierre, que se hace cargo de las instituciones fallidas. Pero parece que no hay mucha voluntad política de aplicarla en los casos que parece evidente hacerlo.

-Lo dice por la Arcis...

-El gobierno no ha dicho nada de qué va a hacer con la Universidad Arcis, que aparentemente está con las mayores dificultades. Además, esa universidad tuvo un vínculo estrecho con un partido político y probablemente hay una variable política a considerar en ese caso.

-¿Cómo se evalúa desde el mundo académico esta situación?

-No sabemos en qué está el Ministerio de Educación en este caso. Pero es paradójico que en el programa de gobierno de la Presidenta Bachelet aparece con tanta fuerza que el Estado tiene que ejercer un rol de fiscalización más directo y más estrecho de la educación superior. Luego se crea un instrumento para ello, se aprueba una ley que habilita esa acción por parte del Estado, pero se abstiene de aplicarla. Es un contrasentido bien importante.

-¿Cuál es el mayor desafío del sistema hoy?

-La calidad de la docencia. El sistema se masificó mucho y muy rápido, por lo que ingresan a la educación superior estudiantes que carecen de la base de conocimiento y hábitos de estudios necesarios para aprovechar bien las oportunidades. Aún no se sabe bien cómo trabajar con estudiantes tan diversos. Pero hay un desafío aún más global: todavía seguimos pensando que el primer estudio que hace una persona en educación superior va a ser el último y que va a definir su futuro laboral. Eso es cada vez menos cierto, pero aun así seguimos diseñando carreras muy asociadas a especialidades profesionales que cambian mucho más rápido que lo que nosotros podemos cambiar las mallas curriculares.

berna la segunda

Fuente: La Segunda